¿Qué es?

La hepatitis A es una virosis hepática. Es más común en países en vías de desarrollo con condiciones sanitarias poco higiénicas y con agua no potable. La mayoría de los casos que se han registrado en Espana se han producido en personas que han regresado del extranjero. La hepatitis A es una infección aguda, no una afección crónica, es decir, las personas suelen sobreponerse bastante rápido. No obstante, durante la fase aguda puede causar daños hepáticos que rara vez son mortales.

¿Cómo puedo contraerla?

En la actualidad existen pruebas que sugieren que el virus se puede transmitir por vía sexual, concretamente a través del sexo anal, ya que el virus se encuentra en las heces de las personas infectadas y se puede transmitir por contacto con las heces infectadas. El contacto con alimentos y agua contaminada, el consumo de drogas (al compartir agujas hipodérmicas) y el contacto personal directo de una persona a otra (las relaciones sexuales y el contacto con la piel) son los medios más probables por los que se puede transmitir el virus.

¿Cómo puedo saber si la he contraído?

Al igual que ocurre en muchas E.T.S. e I.T.S., este virus no suele presentar síntomas, motivo por el cual es importante hacerse de forma periódica las pruebas. Cuando presenta síntomas, estos son parecidos a los de la gripe: debilidad, cansancio, dolores de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos. También podría presentarse la ictericia (coloración amarilla de la piel y la parte esclerótica, es decir, el blanco del ojo) cuando el hígado no es capaz de eliminar la bilirrubina de la sangre (sustancia que elimina el propio hígado cuando éste funciona bien).

¿Cómo puedo realizarme las pruebas?

Puede realizarse la prueba en Better2Know, como parte de nuestro análisis para el diagnóstico de la hepatitis. Es necesario tomar una muestra de sangre. Si lo desea, se puede utilizar esta misma muestra de sangre para realizar pruebas de diagnóstico de otras I.T.S., incluido un análisis completo para el diagnóstico de E.T.S. Los resultados suelen estar disponibles el mismo día en que el laboratorio recibe la muestra.

¿Cómo se trata?

La mayoría de las personas no necesitan seguir un tratamiento específico, aparte de descansar. Se irán recuperando por completo en pocas semanas. No obstante, es importante llevar un control o seguimiento de la infección, para comprobar que no se desarrolle una enfermedad crónica, por lo que la persona recibirá ciertos consejos sobre el riesgo que conlleva la transmisión de la infección. El médico particular podrá aconsejarle al respecto. Debe evitar ingerir alcohol y para evitar transmitir el virus, deberá mantener una meticulosa higiene personal.

Consecuencias adversas

Si no se trata, se puede quedar expuesto a contraer el VIH y otras E.T.S. si se mantienen relaciones sexuales sin protección. También puede causar inflamación crónica del hígado y provocar cáncer de hígado. Una vez contraída, quedará inmunizado de por vida contra el virus.

Busque aquí el consultorio Better2Know más cercano a su domicilio.